+34 923 05 49 33


Monitoreo elecciones UE: Italia (Parte VI)

Monitoreo elecciones UE: Italia (Parte VI)

Italia fue el último país de la UE en cerrar las urnas el pasado domingo 9 de junio. Los colegios electorales cerraron sus puertas a las 23:00 horas, aunque la victoria ya estaba clara: Giorgia Meloni, ganadora.

Tal y como pronosticaban las encuestas, el partido Fratelli d’Italia encabezado por la actual primera ministra Giorgia Meloni ganó en Italia con el 28.8% de los votos, un resultado muy próximo al que vaticinaban los sondeos. Con esta victoria, Meloni consolida su poder en Italia, puesto que mejora incluso los resultados obtenidos en las elecciones generales de 2022 en las que fue elegida primera ministra, pero también refuerza su posición en Europa, aumentando significativamente el número de europarlamentarios (14 escaños más) entre las filas de Fratelli D’Italia. 

Quien mejora también sus resultados es el Partito Democratico, que obtuvo el 23.7 % de los votos (frente al 19% de 2019) un porcentaje muy positivo que consolida a Elly Schlein como líder de la izquierda italiana. La candidata se situó a la cabeza del partido en 2023, aportando una nueva visión moderna y reformista que contrastaba con los valores más antiguos que seguía el PD antes de su llegada. En tercera posición se coloca el Movimento 5 Stelle, que continúa su declive tal y como vaticinaban las encuestas, obteniendo el 10.5% de los votos, un resultado negativo si lo comparamos con los anteriores (21% en 2014 y 17% en 2019).

Forza Italia, el partido del desaparecido Berlusconi, mantiene sus escaños y se convierte en cuarta fuerza (y segunda fuerza de derechas) con el 9.6% de los votos, superando al ganador de las pasadas elecciones, la Lega de Matteo Salvini, que pierde nada menos que 14 escaños. La estrategia del actual vicepresidente italiano de colocar una figura pública rodeada de polémicas como candidato cabeza de lista no parece haber funcionado, y el pobre resultado de la Lega podría condicionar la influencia de Salvini y provocar un cisma en el gobierno italiano, donde el partido de Meloni gobierna en coalición con la Lega y Forza Italia. Gana fuerza también la coalición Alleanza Verdi e Sinistra, que obtiene 3 escaños y permite a su líder, Ilaria Salis, detenida en 2022 en Hungría por activismo, convertirse en europarlamentaria.

Con su victoria, Giorgia Meloni busca ser la voz de la extrema derecha en el Parlamento Europeo, a pesar de que, según parece, no tiene intención de ocupar ningún escaño en el mismo. Desde que se convirtiera en primera ministra, sus políticas ultraconservadoras en Italia se han suavizado en lo que respecta a Europa, siguiendo una línea proeuropeísta y alineándose con otros países a favor de Ucrania. Eso sí, no han faltado sus críticas a la gestión “débil” de la UE ante crisis como la migratoria. De esta forma, Meloni ha logrado ser vista con simpatía por otros líderes europeos como la actual presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

La lectura principal de estos comicios es sin duda el avance de los grupos de ultraderecha, que ganan votos no solo en Italia sino en otros países como Francia, lo que dificultará la aprobación de futuras leyes progresistas en el Parlamento Europeo y pone en riesgo la acción de la UE frente a sus principales desafíos como son la crisis migratoria o el cambio climático.

Image
Contáctanos!