+34 923 05 49 33


Monitoreo elecciones UE: Francia (Parte VI)

Monitoreo elecciones UE: Francia (Parte VI)

Este domingo 9 de junio los franceses han acudido a los colegios electorales para depositar en las urnas sus votos, y así elegir a sus representantes en el parlamento europeo, unos comicios que han alcanzado un 51,5% de participación, el porcentaje más alto de participación en este siglo XXI.

La gran triunfadora de la noche, como así ya pronosticaban las encuestas, fue Marine Le Pen, su formación política Rassemblement National (RN), consiguió arrasar con cerca de 8 millones de votos, un 31,4% de los votos y 30 escaños en el parlamento europeo. En segundo lugar, la coalición Besoin d`Europe, el partido de Macron un 14,60% de los votos y 13 escaños. En tercer lugar, y muy cerca la coalición Réveiller l'Europe, que incluye al partido socialista francés, 13,83% y 13 escaños. El cuarto lugar para la France Insoumise, un 9,89% y 9 escaños, en quinto lugar, Les Républicains con un porcentaje del 7,25 de los votos y 6 escaños.

Este auge de la ultraderecha en Francia y los desastrosos resultados para el partido de Macron han provocado que el presidente de la república, la misma noche de las elecciones haya convocado elecciones legislativas anticipadas, provocando una revolución en el contexto político de Francia.

Como conclusión se puede observar por los resultados y la respuesta de convocatoria de elecciones anticipadas por parte de Macron que los espectaculares e históricos resultados de Marine Le Pen, le acercan mucho al poder de Francia. Partidos políticos están en negociaciones y contactos para presentarse conjuntamente a las elecciones haciendo así un frente contra el partido de ultraderecha, de Marine Le Pen.

Monitoreo elecciones UE: España (Parte VI)

Monitoreo elecciones UE: España (Parte VI)

Introducción

Las elecciones al Parlamento Europeo celebradas el domingo 9 de junio en España, representan un acontecimiento de gran importancia en el ámbito político tanto nacional como continental. Estos comicios proporcionan una valiosa oportunidad para analizar las preferencias y tendencias de los votantes españoles, así como para evaluar el estado actual del proyecto europeo. En este artículo, se examinarán en detalle los resultados de las elecciones, destacando tanto los avances como los desafíos que enfrentan las diferentes fuerzas políticas en un contexto de constante transformación en Europa.

Resultados

Los resultados de las elecciones europeas en España revelan una serie de tendencias significativas que merecen atención:

Partido Popular (PP): El PP logró un total de 22 escaños, respaldado por el 34.2% de los votos, lo que representa un aumento notable de 9 escaños en comparación con las elecciones previas. Este resultado sugiere una posible recuperación del PP en el escenario político europeo, posiblemente respaldada por una estrategia eficaz de movilización de votantes y la consolidación de su base electoral.
Partido Socialista Obrero Español (PSOE): El PSOE alcanzó 20 escaños, con un 30.2% de los votos, aunque experimentó una ligera disminución al perder 1 escaño en comparación con su resultado anterior. A pesar de esta leve contracción, el PSOE continúa siendo una fuerza relevante en la escena política europea, manteniendo una considerable representación en el Parlamento Europeo.
VOX: Este partido logró 6 escaños, con el apoyo del 9.6% de los votantes, lo que representa un aumento de 2 escaños en comparación con su desempeño previo. Este resultado destaca el crecimiento sostenido de VOX como una fuerza política emergente en España, con un impacto significativo en el panorama europeo.
Ahora Repúblicas: Esta coalición consiguió 3 escaños, respaldada por el 4.9% de los votos, lo que supone un incremento de 1 escaño en comparación con las elecciones anteriores. Esta victoria refleja la consolidación de Ahora Repúblicas como una fuerza política con influencia en el Parlamento Europeo, representando los intereses de ciertos sectores progresistas. Además, otros partidos como SUMAR y SALF obtuvieron 3 escaños cada uno, mientras que Podemos logró 2 escaños.
JUNTS-UE y CEUS consiguieron 1 escaño cada uno. En contraste, Ciudadanos (Cs) no obtuvo escaños, recibiendo solo el 0.7% de los votos, lo que representa una pérdida considerable de 7 escaños en comparación con su desempeño anterior.


Análisis de los Resultados

Uno de los aspectos más notables de estos resultados es el aumento del apoyo a partidos que promueven agendas políticas de derecha y extrema derecha, como el PP y VOX. Esta tendencia refleja una preocupación creciente en ciertos sectores de la sociedad española sobre cuestiones como la inmigración, la seguridad y la soberanía nacional.

Por otro lado, la pérdida de escaños por parte de partidos de izquierda como el PSOE y Podemos plantea interrogantes sobre el alcance de sus estrategias políticas en un contexto de creciente polarización y fragmentación. Es fundamental para estos partidos revisar sus agendas y mensajes para conectar de manera más efectiva con las demandas y aspiraciones de la ciudadanía, especialmente en áreas como la justicia social, la sostenibilidad ambiental y la igualdad de género.

Además, la aparición de nuevas fuerzas políticas como Ahora Repúblicas y SUMAR refleja el deseo de una parte de la población de explorar alternativas políticas más progresistas y colaborativas, alejadas de los enfoques tradicionales. Estos resultados subrayan la diversidad y la complejidad del panorama político español, destacando la necesidad de un diálogo constructivo y una cooperación entre diferentes fuerzas políticas para abordar los desafíos comunes que enfrenta la sociedad.

Conclusiones

En conclusión, los resultados de las elecciones europeas en España ofrecen una visión matizada y multifacética del estado actual de la política en el país. Si bien existen desafíos significativos, también hay oportunidades para el cambio y la renovación. Es fundamental que los actores políticos y la sociedad en su conjunto trabajen juntos para construir un futuro más inclusivo, justo y sostenible para todos. El porcentaje de participación en estas elecciones fue del 49.21%, una cifra significativamente menor en comparación con el 60.72% registrado en las elecciones europeas de 2019.

Es esencial reconocer que las elecciones europeas y las generales difieren significativamente en términos de participación electoral. Mientras que las generales tienden a tener una asistencia más alta a las urnas, las europeas suelen experimentar niveles más bajos de participación. En España, por ejemplo, la participación en las elecciones europeas ronda el 45%, en contraste con el más del 70% que se registra habitualmente en las generales. Esta disparidad en la participación puede influir en los resultados y dificultar cualquier
intento de comparación directa entre ambas elecciones. Y esto destaca además, la importancia de seguir analizando los factores que influyen en la participación electoral y buscar formas de fomentar una mayor implicación ciudadana en el proceso democrático.

Monitoreo elecciones UE: Portugal (Parte VI)

Monitoreo elecciones UE: Portugal (Parte VI)

Portugal ya ha elegido los 21 de los 720 escaños al Parlamento Europeo, en un contexto global de victoria de la derecha y un avance sustancial de los partidos ultra.

A pesar de ello, en Portugal el socialismo resiste y logra vencer por la mínima, con 8 escaños y un 32,1 por ciento de los votos, pero pierde un escaño respecto a 2019. AD logra un escaño menos que PS, y se hace con el 31,1 por ciento de los sufragios, una cifras que coinciden con el empate técnico que se vaticinaba en los sondeos.

Chega irrumpe en la eurocámara con 2 escaños, y el 9,8 por ciento, pero son unos resultados muy por debajo de ese hasta 20 por ciento que se esperaba para la formación ultra y retrocede además respecto a las elecciones legislativas.

Iniciativa Liberal es la cuarta fuerza, con el 9,1 por ciento y dos escaños, por lo que la suma del bloque de derechas es superior.

BE pierde un escaño aunque mantiene su representación, con un escaño y el 4,3 por ciento. CDU también salva un escaño (4,1 por ciento), un resultado peor al de 2019, cuando obtuvieron dos diputados cada uno.

A pesar de que las encuestas le daban opciones de entrar en el Parlamento, Livre (3,8 por ciento) se ha quedado fuera, al igual que el animalista Pan (1,2 por ciento).

La abstención ha descendido respecto a 2019, ya que, por primera vez en democracia, los portugueses pudieron votar en cualquier punto del país, independientemente de cuál fuese el centro que les correspondía :la tasa ha sido del 37,50%.

Estos resultados ocurren después de que este año el partido AD venciera a los socialistas en las elecciones legislativas, tras la dimisión del primer ministro, António Costa, debido a una investigación de corrupción en la que los fiscales reconocieron una "confusión" que favoreció a Montenegro. La inestabilidad política en el país también ha estado influenciada por las elecciones anticipadas en las regiones autónomas de Madeira y Azores, motivadas tanto por escándalos de corrupción como por dificultades para aprobar los presupuestos. En ambas regiones, los conservadores también resultaron victoriosos.

Monitoreo elecciones UE: Italia (Parte VI)

Monitoreo elecciones UE: Italia (Parte VI)

Italia fue el último país de la UE en cerrar las urnas el pasado domingo 9 de junio. Los colegios electorales cerraron sus puertas a las 23:00 horas, aunque la victoria ya estaba clara: Giorgia Meloni, ganadora.

Tal y como pronosticaban las encuestas, el partido Fratelli d’Italia encabezado por la actual primera ministra Giorgia Meloni ganó en Italia con el 28.8% de los votos, un resultado muy próximo al que vaticinaban los sondeos. Con esta victoria, Meloni consolida su poder en Italia, puesto que mejora incluso los resultados obtenidos en las elecciones generales de 2022 en las que fue elegida primera ministra, pero también refuerza su posición en Europa, aumentando significativamente el número de europarlamentarios (14 escaños más) entre las filas de Fratelli D’Italia. 

Quien mejora también sus resultados es el Partito Democratico, que obtuvo el 23.7 % de los votos (frente al 19% de 2019) un porcentaje muy positivo que consolida a Elly Schlein como líder de la izquierda italiana. La candidata se situó a la cabeza del partido en 2023, aportando una nueva visión moderna y reformista que contrastaba con los valores más antiguos que seguía el PD antes de su llegada. En tercera posición se coloca el Movimento 5 Stelle, que continúa su declive tal y como vaticinaban las encuestas, obteniendo el 10.5% de los votos, un resultado negativo si lo comparamos con los anteriores (21% en 2014 y 17% en 2019).

Forza Italia, el partido del desaparecido Berlusconi, mantiene sus escaños y se convierte en cuarta fuerza (y segunda fuerza de derechas) con el 9.6% de los votos, superando al ganador de las pasadas elecciones, la Lega de Matteo Salvini, que pierde nada menos que 14 escaños. La estrategia del actual vicepresidente italiano de colocar una figura pública rodeada de polémicas como candidato cabeza de lista no parece haber funcionado, y el pobre resultado de la Lega podría condicionar la influencia de Salvini y provocar un cisma en el gobierno italiano, donde el partido de Meloni gobierna en coalición con la Lega y Forza Italia. Gana fuerza también la coalición Alleanza Verdi e Sinistra, que obtiene 3 escaños y permite a su líder, Ilaria Salis, detenida en 2022 en Hungría por activismo, convertirse en europarlamentaria.

Con su victoria, Giorgia Meloni busca ser la voz de la extrema derecha en el Parlamento Europeo, a pesar de que, según parece, no tiene intención de ocupar ningún escaño en el mismo. Desde que se convirtiera en primera ministra, sus políticas ultraconservadoras en Italia se han suavizado en lo que respecta a Europa, siguiendo una línea proeuropeísta y alineándose con otros países a favor de Ucrania. Eso sí, no han faltado sus críticas a la gestión “débil” de la UE ante crisis como la migratoria. De esta forma, Meloni ha logrado ser vista con simpatía por otros líderes europeos como la actual presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

La lectura principal de estos comicios es sin duda el avance de los grupos de ultraderecha, que ganan votos no solo en Italia sino en otros países como Francia, lo que dificultará la aprobación de futuras leyes progresistas en el Parlamento Europeo y pone en riesgo la acción de la UE frente a sus principales desafíos como son la crisis migratoria o el cambio climático.

Monitoreo elecciones UE: Alemania (Parte VI)

Monitoreo elecciones UE: Alemania (Parte VI)

En las recientes elecciones al Parlamento Europeo en Alemania, celebradas el pasado 9 de junio, los resultados han revelado un panorama político diverso y competitivo. El bloque CDU/CSU ha logrado consolidarse como la principal fuerza política con un 30,0% de los votos, obteniendo así 29 escaños. Este resultado confirma su liderazgo, aunque representa una ligera disminución respecto a sondeos anteriores. El partido de derecha populista AfD (Alternativa para Alemania) ha mantenido su posición, obteniendo el 15,9% de los votos y asegurando 15 escaños en el Parlamento Europeo. Este resultado refleja una base de apoyo estable entre los votantes alemanes, aunque no logra capitalizar un crecimiento significativo en comparación con las previsiones. El SPD (Partido Socialdemócrata) ha conseguido el 13,9% de los votos, lo que se traduce en 14 escaños. Este resultado muestra una ligera caída en su apoyo, manteniéndose aún como una de las principales fuerzas políticas, pero luchando por recuperar la confianza de un electorado cada vez más fragmentado.

Los Verdes (Die Grünen) han alcanzado el 11,9% de los votos, obteniendo 12 escaños. Aunque siguen siendo una opción significativa para los votantes preocupados por el medio ambiente, su desempeño muestra un ligero descenso en comparación con los altos porcentajes de apoyo en encuestas previas.

El partido BSW (Die Basis) ha conseguido un notable 6,2% de los votos, lo que les da 6 escaños. Este partido ha logrado captar la atención de una fracción del electorado, consolidándose como una fuerza emergente.

El FDP (Partido Liberal Demócrata) ha asegurado un 5,2% de los votos, lo que les permite obtener 5 escaños. A pesar de no ser uno de los principales contendientes, su presencia sigue siendo relevante en el espectro político alemán.

Partidos más pequeños como Die Linke, FW (Freie Wähler), y Volt, han obtenido cada uno un porcentaje de alrededor del 2,7% y 2,6% respectivamente, consiguiendo cada uno 3 escaños. Estos resultados reflejan una fragmentación del voto entre varias fuerzas minoritarias.

Otros partidos, como Die Partei (1,9%, 2 escaños), Tierschutzpartei (1,4%, 1 escaño), Familie (0,6%, 1 escaño), ÖDP (0,6%, 1 escaño), y PdF (0,6%, 1 escaño), han logrado también representación, aunque en menor medida, destacando la diversidad del panorama político alemán.

En conclusión, los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo en Alemania demuestran un electorado diversificado y fragmentado, con el CDU/CSU manteniéndose como la fuerza dominante. Sin embargo, el notable apoyo a partidos como AfD, Die Grünen y BSW muestra una clara tendencia hacia la pluralidad y la representación de diversas corrientes políticas en el Parlamento Europeo. Esta diversidad refleja la complejidad del escenario político alemán y las múltiples voces que buscan ser escuchadas en el ámbito europeo.

Image
Contáctanos!